Respuestas a hitos astrosos, pero sin hitos


Se cumplen 52 años de dictadura comunista en Cuba

Sin la venia ajena

Respuestas a hitos astrosos, pero sin hitos
El periodista Juan Carlos Chávez, publicó [ver, el Nuevo Herald, “Política migratoria levanta revuelo”, Miércoles 3 de Agosto, 2011]; varias entrevistas individuales a figuras políticas e intelectuales, indagando acerca los movimientos propagandísticos del régimen comunista atrincherado en Cuba y sus opiniones, a vuelo de pájaro, sobre la versatilidad el Asunto Cubano. Los interlocutores del reportero, algunos muy conocidos dentro del espectro de opiniones bamboleantes sobre la temática isleña, ofrecieron puntos de vista como voces individuales o a veces, sin decirlo, de grupos o sectores de la diáspora cubana en territorio estadounidense. El “toma y daca” (give-and-take) clásico, siempre vaporoso y flexible para reparar el donde dije “tal era Pascual”.
Resulta lógico y obvio que la muestra, no podía reflejar un modelo de unanimidades en pleno siglo XXI, sino, el abanico de puntos de vista diferentes, distintivo de toda diáspora. Dice el demiurgo alejandrino de guardia, que es todo un plan delineado entre un pas de deux y un pas de quatre de decir lo que no parece que dije, a veces antagónicos, en el clip art por entregas que representa el drama del Asunto Cubano.
Al parecer, se trataba de refrescar los criterios de estas figuras destacadas que arribaron en su tiempo a los EE.UU. por razones diversas. Por lo tanto, era ilógico suponerlos a todos exiliados políticos, al menos en el sentido canónico. Sólo que lo insondable de algunas de las respuestas, decimos el trasfondo que nunca será traslucido del todo, causa una sensación de estupor. Como una especie de “comezón del séptimo año” o quizás otras ardentías, por tratarse del Año del Conejo, con sus virtudes peculiares.
Las respuestas, siempre interesantes como un close-up inesperado, versaron sobre las opiniones difuminadas (o mejor, bramadas como directrices del partido único; en el sentido lato de la jerga comunista) por Raúl Castro Rúz; como extensión de la saga interminable de promesas de “cambios” políticos y económicos en el descontrol interior, desplegada a todo trapo bajo el candor del “Gran Hermano”.
En esencia, todos advierten los bolsones de vacuidad que no tienen relación provechosa, ni siquiera paliativa, para el ciudadano común atribulado por el desorden imperante en ese país, que una vez fue suyo y no una finca particular de la dinastía oriental.
Es entender que el concepto de “ciudadano común“, según el dogma castrista; aplica gramaticalmente y por unos altos principios inexistentes en la “Animal Farm“, a la ralea populachera de los rones anejo y carta blanca, arrolladora de congas en las comparsas habaneras.
Es la misma masa que conforma la canalla proletaria (Lumpenproletariat)¹, que los comunistas suponen mayoritaria y a su favor, en el apoyo incondicional al régimen por otra panacea de beatitud lisérgica impregnada de un coma inexorable, iniciado en 1959 por los terroristas seguidores de los Castro. Es la nobel comparsa habanera, macerada durante décadas para continuar sumiendo a la sociedad cubana en un sopor sicodélico del que no ha retornado  —¿querrán ellos, los embelesados?— , al mundo real.
Este funcionario del régimen, planteó otras divagaciones incongruentes con la metástasis actual, de lo que queda de la sociedad cubana de ayer. Amenaza con  poner en práctica una especie de modificación, abrir una rendija o bajar la altura de la cerca de púas sucesivas que circunvalan la “Animal Farm” cubana.
O sea, “continuar royendo las mismas osamentas de los sepulcros blanqueados, descarnados por ellos mismos y sus demonios alados“. Es revender sin afeites, el viejo evento fracasado en lo que una vez fue la nación cubana, hoy tornada manicomio goyesco, de brujas  indescriptible casi todas n-sexuales.
Lo que nos resalta como una curiosidad de feria, es la casi tonalidad idéntica tanto de políticos como de intelectuales (es su derecho); en considerar dignos de comentar, cada balbuceo de la horda rojiparda actual enquistada en la cabina de mando de los motores zurdos, en La Habana.
Esta última, ha devenido per se faro y guía de cuanta satrapia asome orejas de entre la fauna de saltimbanquis indoamericanos, árabes, africanos o asiáticos. Son las trapisondas alocutivas y fonogramas cíclicos del tercer nivel, moteados como sales analgésicas en agua tibia, para calmar con bains de siège (baños de asiento), ciertos malestares del bajo vientre.
Los bolcheviques y sus ecos locales, miamenses por antonomasia; unos intelectuales y otros artísticos, recomiendan a los cubanos oprimidos y a los exiliados, la posología de este récipe sarcástico; o sea; el tomar esos baños para mitigar las chapucerías zurdas; tales les inducían a los sodomitas en la Roma Imperial, a fin de que aquellos curaran sus daños tras retozar en los cuarteles.
Los comunistas siempre han intentado igualar a los cubanos maniatados de hoy, con la eroticidad de esos otros, sus alumnos disfuncionales de ayer, hoy encumbrados sobre panderetas repletas de abanicos. Son los cantos exóticos habituales de las Ocas Zurdas, orientales, ya en la senectud.
Qué y cómo lo dijeron
Las respuestas (todas editadas) y una evaluación que se me antoja (−10≥0≤10+), a falta de otra no proveniente de un lector, fueron las siguientes:
Una reformulación de las medidas posibilitaría una reunificación familiar“(-5)
José “Pepe” Hernández, presidente de la Fundación Nacional Cubano Americana (FNCA).
Al gobierno cubano hay que reconocerlo cuando hace cosas en la dirección correcta“(-10).
Carlos Saladrigas, presidente Cuba Study Group (CSG)
El único paso seria abrir las puertas de Cuba a todos los opositores y exiliados“(+8).
Mauricio Claver-Carone, director de Cuba Democracy
Cuba maneja el tema por intereses políticos”… “Ellos decidirán quién sale y quién entra“(+6)
Ninoska Pérez Castellón, periodista (Radio Mambí) y por el Consejo por la Libertad de Cuba.
Esto aliviara la presión interna“… “Es un negocio, no una cuestión humanitaria“(+3)
Jaime Suchlicki, director de Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos (ICCAS).
Beneficiaria a la comunidad“… “A que éstos se involucren en la economía cubana“(-8)
Philip Peters, vicepresidente del Instituto Lexington.
Ellos están interesados en seguir controlando el sistema político“(+5)
Andy Gómez, académico del ICCAS.
Fin de la saga.
© Lionel Lejardi. Agosto, 2011
lejardil@bellsouth.net
Legacy Press

‹¹›  Lumpenproletariat, esta denominación, en ingles respondería a raggedy proletarian incluye: swindlers, confidence tricksters, brothelkeepers, rag-and-bone, merchants, beggars, class fraction, etc. (wik). Karl Marx y Friedrich Engels se atribuyeron el término en la obra “Die deutsche Ideologie” (La ideología alemana)  de 1845, en la cual arremeten desesperadamente contra Ludwig Feuerbach, Bruno Bauer y Max Stirner, filosofos idealistas denominados “los jóvenes hegelianos“. Ambos, vuelven a la carga en ocasión del conocido “El 18 Brumarie de Louis Bonaparte“, en 1852; donde se aventuran a incluir a Bonaparte dentro de la categoría de Lumpenproletariat.

Serás bienvenido a mis blogs alternos:
http://www.elasuntocubano.net/
https://liolejardi.wordpress.com/
http://lacomunidad.elpais.com/elasuntocubano/posts/
http://www.facebook.com/lionel.lejardi/
http://www.twitter.com/bieladom/
1008

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: