Una ayuda para Jean Brewe y Arizona


                           (Excusas, artículo en construcción)
El Grito”, un cuadro del pintor noruego Edvard Münch, supone ser uno de los lienzos expresionistas destacados; captadores de la angustia del bicho humano, en su hábitat social. El tropo, vale también para la zozobra de las naciones entrampadas en los flagelos del tsunami representado por los ilegales. No en balde, las sociedades cultas y organizadas –no cualquier inética, como son las zurdas–, andan celosas de conservar los altos principios vigentes en tiempos de los griegos, seres de un entramado mental bien ajeno a los peligrosos malos hábitos y chabacanerías, incivilizados todos, que trata de imponernos buena parte de la turba pululante al sur del Río Grande. Ellos representan hoy día, un cuasi estado beligerante operando impunemente contra EE.UU desde  nuestras propias entrañas. 
En esencia, un verdadero ejército extranjero de ocupación, al cual le proporcionamos, vivienda, alimentación, cuidados médicos, vestimenta, trabajo, etc. a costa de los contribuyentes. Un buen día, en unos años, de acuerdo a un plan establecido, el campamento puede recibir órdenes de levantarse en armas contra nuestro gobierno. El fin: lograr el secesionismo de los estados del sudeste y oeste, para anexionarlos a México. Pensar que se trata de medio centenar de millones de nacionales extranjeros.
Una élite de agitadores profesionales, se deleita en desvirtuar los valores eternos, que nutren la decencia y la paz social de EE.UU. Ver el desastre de las maras en los Ángeles, New York, Chicago y otros lugares desgraciados por esta ralea. Es decirle a todos los estados de la Unión, que serán gobernados por pandillas, las mismas que se despedazan en la frontera sur por la mañana y por la tarde, asaltan el santuario yankee para refugiarse. Son parte integrante de los ofuscados que hoy nos “exigen” amnistías. No sabemos cómo el incendio incontrolado de estos indeseables, le caerá en los ijares al presidente, el Sr. Barack Obama. No se trata de rechazar a los inmigrantes, sino de dar la bienvenida a aquellos que lo hacen legalmente, después de ser identificados. Estos ilegales, son una burla a los ciudadanos decentes que hacen filas ordenadas en nuestros consulados para solicitar una visa de  a los EE.UU.
Es que en Arizona hay una delicada mujer, humanista, por ser receptiva de los deseos  de sus conciudadanos –la Sra. Jean Brewer, gobernadora del estado– se ha “parado de bigotes”. Que en el decir de la Cuba estrujada es “Cantar la Guantanamera”, al ponerle un STOP al relajo de los ilegales. Y es alucinante, que le toque absorber la ira de la ciudadanía contra los infractores y, por gajes del oficio, convertirse en blanco de amenazas inimaginables por esa ola barbárica. En cualesquiera de las esquinas de mi barrio natal, es tener las dobles calzas bien puestas. Este odio a los EE.UU se desborda en boca de sus cabecillas nacionales.
Aquí no valen situaciones de catástrofes, de sitios o toques de queda. El estado de Arizona atraviesan un peligroso síndrome excepcional, causado por la invasión desmesurada de inmigrantes ilegales, los cuales tienen al estado al borde de hundirse en una peligrosa crisis social y económica.  No es raro que estos mendigantes clamen por boicots contra el estado que los soporta. Estas personas, carente de cultura ciudadana y social, montan shows calibrados desde el extranjero –uno de cuyos vectores descansa en Manila (La Habana), donde son entrenados– para quebrar la paz social.
Ello implica manipulación por grupos de agitadores profesionales, enquistados en organizaciones comunitarias parte de cuyos estipendios son sufragados por los contribuyentes norteamericanos. Se trata de un viejo complot contra los EE.UU. Una parte de los invasores, termina integrando pandillas o alguna versión del crimen organizado. En especial, en las urbes más populosas, envenenando con drogas a los vulnerables de la juventud y niñez, expuestos a la nefasta influencia de estos depredadores.
Con la promulgación de la ley SB1070, las autoridades y el pueblo de Arizona dieron una respuesta contundente, sin equívocos, a los violadores de las leyes y sus líderes repletos de odio, quienes alientan actividades subversivas contra los EE.UU. Se incluyen en la fiesta, una vergonzosa gama de artistas, veteranos legisladores demagogos, candorosamente “extraviados” o “auto confundidos” que revientan envidias, y otros confundidos. La Sra. Jean Brewe y el pueblo decente de Arizona, requieren de ayuda para neutralizar los inhumanos boicots y reivindicar el esfuerzo de sus ciudadanos. Es conveniente que los demás estados imiten a la valiente Arizona, en evitación de una destructiva guerra civil, programada por los enemigos de los EE.UU para los próximos 20 o 30 años.
© Lionel Lejardi. Mayo, 2010
lejardil@bellsouth.net
Legacy Press
(Ver la versión completa del articulo en: “El Grito” de Münch, un arma letal contra  los Estados Unidos
[Serás bienvenido a mis blogs alternos:
http://www.elasuntocubano.net/
https://liolejardi.wordpress.com/
http://lacomunidad.elpais.com/elasuntocubano/posts

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: